draco dormiens nunquam titilándus

Un suave escalofrió me recorre la nuca. Noto el sudor en las manos. Hace mucho que lo espero, pero jamas lo hubiera imaginado así. Este es mi momento, mi historia esta a punto de comenzar. Algo me dice que algo importante va a pasar, pero, ¿el que?















































v





















Últimos temas
» F•R•I•E•N•S New Generation (Eagles vs Wolves) -elite-
Lun Sep 17, 2012 6:32 am por Afiliacion

» Finite Incantatem {Elite}
Jue Sep 13, 2012 12:42 am por Afiliacion

» Test del Sombrero Seleccionador
Mar Sep 11, 2012 11:31 am por Alice Napier

» Saint Seiya HOPE Generation {Elite}
Miér Ago 29, 2012 9:57 am por Afiliacion

» »Registro de Avatar
Dom Ago 05, 2012 12:18 pm por Alice Napier

» »Registro de Patronus
Dom Ago 05, 2012 12:14 pm por Alice Napier

» Autumn Song- Afiliación Normal
Jue Jun 28, 2012 11:48 am por Afiliacion

» Oak School {+18} ((Afiliación Élite))
Dom Jun 03, 2012 5:16 am por Afiliacion

» Keep On Dreaming {ÉLITE}
Dom Mayo 20, 2012 5:14 am por Afiliacion

» Fearless; Don't live to hide - Standar
Miér Mayo 16, 2012 11:42 pm por Afiliacion


























                        Afiliados Normales






no copies, se original!
Just Avada Kedavra! es un foro basado en la saga Harry Potter, de J.K. Rowling, sin embargo, los graficos, tanto imagenes como códigos; la trama, y los personajes ajenos a la obra original son propiedad de The Wizard Boss, Bryanna A. Gryffindor, Adam N. Slytherin, Euphoria D. Gryffindor y están protegidos bajo una licencia de Creative Commons. Cualquier copia o intento de esta sera denunciado a Foroactivo.
Licencia de Creative Commons

A night of stars, or starry night? || {Blaž }

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

A night of stars, or starry night? || {Blaž }

Mensaje por Cameron N. Hemingway el Sáb Mar 31, 2012 3:51 pm

El aburrimiento y el tener una mente prodigiosa, no era una buena combinación. Aquello era un hecho, y para el moreno que caminaba con una sonrisa de suficiencia por los pasillos de Hogwarts, también. Sus pasos, producto de la infinidad de cosas que cargaba bajo sus brazos, eran un tanto torpes e irregulares, pero que a pesar de eso, no dejaban de ser fuertes, como si no tuviesen miedo de ser descubiertos… porque así era, a pesar de la hora y de que estaba totalmente prohibido deambular por el castillo de noche, Cameron lo estaba haciendo como si fuese las doce del mediodía, totalmente despreocupado, hasta silbando una reconocida canción que tanto le gustaba a su madre.

La noche había caído sobre Hogwarts, dejando ver un manto negro en el encapotado cielo de Londres, adornado por miles de puntitos de luz. Preciosas estrellas que a Cameron le encantaba observar en solitario y disfrutar de un momento de paz en las frías noches de otoño. El moreno sabia cada una de las normas expuestas por los fundadores, y como no, ya que después de todo Rowena Ravenclaw solía hacerle hincapié en cada una de ellas, siempre que el moreno osaba en violarlas. Incluso el mismisimo Slytherin estaba que no daba abasto a las actitudes del moreno en los últimos tiempos, lo había advertido “otra más Hemingway, otra mas y te arrepentirás” le había asegurado y sin embargo, aquella noche decidió saltarse –una vez más- las normas del lugar. No es que le agradara hacerlo, bueno si, amaba ver la frustración y el odio del fundador de las serpientes, pero también el hecho de ir al bosque prohibido hoy, era por una buena causa. Se encontraba abatido, molesto, ¿dolido?, si y mucho, ya que en las últimas semanas las cosas quizás no hubieran podido marchar mejor, nótese el sarcasmo, con respecto a Blaž . La relación con su mejor amiga solía sufrir algunos trastornos de bipolaridad, y es que si bien podían estar juntos por dos horas como los buenos amigos que solían ser, de igual modo sabían durar días, incluso semanas sin hablar. ¿Tanto habían cambiado las cosas durante los últimos años? Si, y mucho. Necesitaba despejarse y salir de allí.

El moreno adopto la forma de un oscuro canino, tras llegar a las afueras del colegio y forjo su rumbo hacia los caminos del bosque prohibido. Si, le gustaba el peligro y el misterio que albergaba el lugar, añadiendo también la paz y tranquilidad que allí pondría encontrar por extraño que pareciera. Arrastrando el caldero que robó del despacho del profesor de pociones y un gigantesco libro que acaba de sacar de la sección prohibida bajo su brazo derecho, el moreno se dispuso a volver a su forma humana y a sacar su varita desde uno de los bolsillos interiores de su túnica. A pesar de que conocía esa zona del bosque como a la palma de su mano, la oscuridad que se cernía a esa hora le hacía desorientarse un tanto. Una vez que tuvo su varita encendida en mano, prosiguió a avanzar, tratando de no soltar ninguna de las cosas que bajo sus fornidos brazos pendían.

Miró los alrededores con decisión, avanzando esa vez lentamente seguro ya de que se encontraba a salvo, seguridad que se fue por el garete al llegar finalmente a lo más apartado del bosque y darse cuenta de que no era el único alumno despierto a esas horas, una sombra que parecía estar de espalda se cernía a unos cuantos metros de donde él se encontraba. Por unos segundos se quedó allí de pie, tieso, mientras miles de maldiciones se agolpaban en su mente, para luego apresurarse a esconder detrás de un delgado árbol que con ayuda de la oscuridad de la noche lo lograría ocultar hasta que tuviese un plan mejor. En un descuido de su parte, se olvidó por algunos segundos que cargaba un pesado libro y un caldero bajo sus brazos, por lo cual cuando se ocultó bruscamente tras el árbol, dejó caer el libro, el cual provocó un golpe seco al llegar al suelo. Si es que en algún momento pensó que esconderse para que la persona que lo acompañaba en el bosque no lo descubriese iba a ser una buena idea, en aquel segundo se retractó, estaba totalmente pillado.


Off;; disculpa el extenso post e_e, se me ha ido (?) x)


Última edición por Cameron N. Hemingway el Dom Abr 01, 2012 5:50 am, editado 1 vez
avatar
Cameron N. Hemingway

Mensajes : 20
Galeones : 37
Fecha de inscripción : 27/03/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A night of stars, or starry night? || {Blaž }

Mensaje por Blaž A. Vlaškovićh el Dom Abr 01, 2012 4:40 am

La jóven hechizera se encontraba dando dando vueltas y vueltas en su sala común sin realmente tener un quehacer. Si bien al día siguiente tendrían clases de pociones pero, ya sabía demasiado de ello, realmente la joven morena de ojos claros se sentía totalmente abrumada y estaba con un humor totalmente inestable. Sí, era sumamente Bipolar pero eso era parte de su naturaleza y claramente de su familia, cada Vlaškovićh era como ella y estaba orgullosa de portar su apellido. Su padre fue un gran mago al igual que su madre pero, su hermano no obtuvo la misma suerte de ser una Serpiente, probablemente por eso existe aquel distanciamiento que comenzó hace tan solo unos cuantos años a la par del problema que tenía con Cameron, su supuesto mejor amigo que sentía que la verdad, estaba convirtiéndose en un enemigo, y toda la culpa recaía en ella misma porque ella había decidido todo aquello. Pero aún así no lo aceptaría en público, eso sí no sería algo que ella se permitiría, su orgullo era demasiado grande. Luego de un inmenso suspiro dejó de lado el pequeño librito de pociones que tenía en sus manos, en su mente había pensando hacer alguna para herir a algún idiota que se cruzara en su camino mañana por la mañana pero esta vez prefería hacer algo más, escaparse o solo salir de la rutina. Si fuese un día en el que se quisiera portar como debía claro, se iría directo a su cama y dormiría como cualquier otra noche pero necesitaba desahogarse, llorar sola como muchas veces lo hacía en su cuarto pero, intentando de que sus compañeras no lo notaran por supuesto. Cosa que por cierto nunca lo lograba y terminaban molestándola por múltiples de situaciones, y chicos, así era.- Así que dejando su pequeño librito dentro del bolsillo de su túnica se acomodó la bufanda y caminando con tranquilidad salió de ahí, con cautela y a pasos lentos. Rápidamente y para su beneficio, se convirtió en un pequeño Gato Abisinio. Poseyendo aquella agilidad que le daba el hecho de ser Animaga y cosa de la cual estaba totalmente agradecida por su familia, ya que lo había heredado de uno de sus padres, más bien, su madre.

Corriendo por los pasillos como si nada notó una pequeña conversación entre profesores, pudo reconocer la voz de Rowena Ravenclaw, su profesora de encantamientos; Y con la cual tenía bastante confianza y aún siendo la Jefa de casa de las Águilas, y le caía sumamente bien a la joven Blaž, ya que lograba subirle el ánimo o simplemente ayudarle con temas más centrados en el amor y la vida, cosa que no a obtenido últimamente de su madre por las cosas que han sucedido entre su familia, las peleas y los gritos eran lo único que había en casa y por ello prefería siempre llegar a Hogwarts, donde podía tratar mal a los demás y sentirse bastante bien con ello aunque en el fondo esperaba ser diferente, pero su Bipolaridad no era fácil de manejar y además, molestar es más divertido.. ¿no?, más si eres una Slytherin y bueno, aunque la morena no esté en contra de los hijos de Muggles o los Mestizos no quería ser una traidora de sangre, prefería estar con los demás para así evitarse problemas y cosas por el estilo.

Finalmente en unos cuantos minutos pudo llegar a un lugar mucho más lejano al castillo, más a las afueras claro está. El bosque prohibido. Y aunque así se llamara para ella no era tanto de temer, definitivamente le encantaba aquel sentimiento de estar contra el peligro y siempre era de aceptar retos o, riesgos. Por eso además le encantaba el Quidditch, siempre se imaginó que sería caer inconsciente desde altos metros del cielo hacia abajo, hasta el suelo. Un pensamiento estúpido por cierto.- Así que se quedó en un punto que ni ella misma reconocía, aún con la forma de un pequeño felino, y en segundos volvió a su forma humana para poder estirarse solo un poco. Comenzó a mirar a su al rededor sintiendo aquella brisa nocturna que era tan relajante y a la vez, le daba esa paz que no muchas veces podía obtener en un cuarto lleno de chicas que lo único que hacían antes de dormir era hablar de cuantos hombres en el día les habían dicho algo bonito o cursi, el amor era una estupidez, una hermosa estupidez. Pero en la cabeza de la morena solo estaban las ganas de sentir nuevamente aquello y aún lo hacía, con el moreno Gryffindor que tanto le molestaba a veces pero, aún lo quería y no podía dejar de hacerlo. Sacó su varita para solo apretarla con su mano, y de un momento a otro comenzó a sollozar. Tenía mil y una razón para hacerlo, y ya había comenzado a llorar.. Aquel acto era una de las cosas que hacía cada noche antes de dormir y prefería hacerlo cuando no le miraban, en lo secreto. Aunque algo la sacó de sus propios pensamientos y rápidamente se volteó escuchando aquel ruido de algo caer.- Quién sea que esté ahí.. Sal en este mismo instante y muéstrate -Exclamó sin temor, mientras caminaba lentamente en dirección a aquel árbol de donde provenían los sonidos. Alzando su varita pensó en algún encantamiento, quizá Bombarda Máxima, Depulso o quizá Desmaius. Pero de sus labios solo soltó un- Lumos -En un leve susurro mientras señalaba hasta el cuerpo que se podía notar estaba presente, por lo que al notar quien era el chico que aquella noche le acompañaba en el Bosque y soltó un bufido rodando los ojos, ¿justamente tenía que ser él?- Y yo que pensaba que tendría buena compañía -Dijo de forma irónica mientras se cruzaba de brazos para luego de unos segundos solo pronunciar un ''Nox'', para que así la tenue luz de su varita se apagara, y la guardó en el bolsillo de su túnica- En fin, ya que estás acá Cammie, entretieneme leoncito pulgoso -Susurró acercándose un poco a él para besar su mejilla con dulzura y una ternura característica de la morena.. Que solo mostraba cuando deseaba ser consentida o cuando quería demostrar afecto hacia alguien, realmente el porqué de aquella actitud tenía parte de las dos razones y, hace unas semanas que no hablaba con él y sinceramente lo había extrañado, además no tenía ganas de discutir.-
avatar
Blaž A. Vlaškovićh

Mensajes : 20
Galeones : 17
Fecha de inscripción : 30/03/2012

Ver perfil de usuario http://xdaniirawr.tumblr.com

Volver arriba Ir abajo

Re: A night of stars, or starry night? || {Blaž }

Mensaje por Cameron N. Hemingway el Dom Abr 01, 2012 5:49 am

La voz de Matthew, el intachable Ravenclaw y su amigo, le vino en ese mismo instante a la mente, la voz de la razón, el intelectual del grupo, quien solía recitar las instrucciones, sopesar los pros y los contras, mientras Alexander y él tenían la mente perdida en todos lados menos escuchando al castaño. Matt probablemente le hubiese dicho que antes de ir al bosque prohibido, debería de haberse asegurado de que nadie lo siguiera, o al menos de que se encontraría solo por alli, era casi obvio que aquel era un movimiento que debía haber hecho si o si, puesto que nadie en su sano juicio hubiese entrado al bosque sin haber observado dicho aspecto con anterioridad. Por algo conocían esa zona como la palma de su mano. La voz de Alex le asaltó en aquel momento, diciéndole con cierta diversión que era un idiota, mientras que la voz del pequeño Patrick, en unos decibeles más bajos y un tanto inseguros, le decía que los errores lo cometía cualquiera. De pronto, y sumido en el horror que sentía al haberse visto pillado, hecho que le tenía con la boca un tanto abierta de la impresión, los músculos tiesos en su lugar, y con cara de idiota, la mente del travieso Gryffindor gritó que él era Cameron Hemingway, el gran cazador de Quidditch, amado por todos, entre otras cosas. Nadie le impediría el paso, nadie iría de chivato con los respectivos jefes de casa ni ninguna de esas cosas, vamos, que nadie se atrevía a enfrentarse a uno de los cabecillas de los problemas de todo el castillo sin saber que un futuro próximo recibiría una humillante venganza. Nadie salvo… la castaña que se le venía acercando. Quiso soltar una maldición, pero lo único que logró fue abrir y cerrar la boca una y otra vez como pez fuera del agua.

Tieso como se encontraba, observó como Blaž Vlaškovićh se acercaba peligrosamente hasta donde él se encontraba, aún cabía la posibilidad de que se diese media vuelta a último segundo, o que tomase el libro sin mirar otra cosa, pero era una posibilidad improbable, Cameron lo sabía muy bien. Ya estaba a unos cuantos centímetros de él cuando la castaña le sorprendió. Sus ojos se encontraron y el Gryffindor pudo ver incredulidad en la mirada color esmeralda de la chica, una incredulidad que dio rápido paso a un bufido tan característico de ella. ¡Ah, esa era su castaña!. Sin dejarse intimidar por aquella afirmación ironica, Cam sonrió con burla, observado como el resplandor de su varita desaparecía – ¿Que mejor compañía que yo, eh? – dijo alzando una ceja, para luego sonreírle. Se podría decir que ya estaba un tanto acostumbrado a ese tipo de comentarios, por no decir que de igual modo le encantaba observar aquellos gestos tan característicos de ella.

Salió de su escondite y se agachó para recoger el libro, el cual luego depositó dentro del olvidado caldero que aún sujetaba bajo su brazo derecho. Dejó ambos artilugios en el suelo donde él antes se había mantenido. Tendría que realizar su cometido otra noche, porque con la chica allí no sería posible. Se irguió todo lo alto que era quedando a centímetros de la serpiente, en el instante en que ella parecía acercarse, para luego besar su mejilla, con un leve beso que emanaba la dulzura de ella. Algo dentro se le removió en el acto, y es que por más que lo intentara evitar, aun la chica podía dominar aspectos que ni el mismo Gryffindor, aun conseguía dominar. Volvió a la realidad, prestando, esta vez, más atención a lo que había dicho la chica con anterioridad. ¿Había dicho entretenerla?, interesante petición y aun más justo donde se encontraban. La abrazo, ladeando su cabeza para susurrarle unas cuantas palabras al odio - ¿Te has dado cuenta ya de que estamos solos, entre las sombras del bosque prohibido? – Inquirió, segundos después de haber escuchado su petición, sin poder evitar el tono sugerente de su voz. Le sonrió travieso y divertido, aquella situación no se daría dos veces, tendría que aprovecharla.
avatar
Cameron N. Hemingway

Mensajes : 20
Galeones : 37
Fecha de inscripción : 27/03/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A night of stars, or starry night? || {Blaž }

Mensaje por Blaž A. Vlaškovićh el Dom Abr 01, 2012 4:46 pm

Al momento de simplemente verle y poder corroborar que quien le acompañaba aquella noche en el Bosque Prohibido era su ex-novio, Cameron, le hizo tener un millón de pensamientos extraños en su cabeza. Pensamientos que realmente le hacían sentir una verdadera tonta por todo lo que estaba sucediendo. Agradecía bastante el hecho de que sea de noche la verdad, ya que si hubiera mucha luz en el lugar el joven se daría cuenta de que la morena minutos atrás se encontraba llorando, ya que seguramente sus ojos estaban levemente hinchados y un tanto rojos. Y algo que odiaba la chica en la vida era que le llamaran débil, odiaba que le hicieran sentir inferior por simplemente demostrar sus sentimientos en público, su tristeza. No le gustaba que sintieran lástima por ella, es algo sumamente estúpido a su parecer. Por eso además se había ido del cuarto, para que sus estúpidas compañeras de habitación no la siguieran molestando por lo que llevaba haciendo cada noche seguida.- Suspiró por su comentario y rodó los ojos- Uh, ya se.. ¿Mi lechuza? -Comentó de forma totalmente irónica mientras arreglaba un rebelde mechón que se encontraba en su frente, obstruyendo su visión y lo dejó detrás de su oreja.-

Rió unos segundos al notar todas las cosas que traía, unos libros y además un caldero, realmente aquello le llamaba mucho la atención. Por lo que con una amplia y adorable sonrisa llena de inocencia ladeó el rostro frunciendo un poco los labios.- ¿Porqué traes todas esas cosas Cammie? -Preguntó con mucha curiosidad la verdad, mientras alzaba una ceja intentando ver de qué se trataba aquel libro dentro del caldero. Pero finalmente solo le miró a él a los ojos.- Luego de haberle pedido aquello sobre sí podría entretenerla el rato que estaban en el bosque se retractó completamente al sentir aquellos brazos del morocho sobre su cuerpo y, lo único que logró hacer al escucharle fue mantener sus manos en sus hombros. Su aliento sobre su oído le causaba escalos-fríos, y cerró los ojos inevitablemente.- Qué aprovechador.. ¿Acaso siempre que te encuentras con alguien en algún lugar como este a estas alturas de la noche te le insinúas para lograr algo? -Musitó con un tono bastante inocente, pero aún así seguía siendo un tono más pícaro. Despacio apretó su playera justo en sus hombros y solo pudo soltar un suspiro, mirándole a los ojos un tanto perdida, totalmente la verdad. Era su oportunidad, realmente él había tenido un tanto de razón. Estaban solos, nadie.. Completamente nadie les molestaría a estas alturas de la noche pero aún así temía que el chico la viese como una cualquiera que de un día para otro cambia de pensamientos aunque que podemos decir, su relación se basaba en eso mismo.. Era un tira y afloja. Un día estaban totalmente felices como buenos amigos, otros días todo lo contrario.. Solo una serpiente contra un león discutiendo. Pero habían otros en los que era todo, algo diferente a esas dos cosas, eran besos, abrazos y caricias que iban más allá de la amistad. Además la morena no podía evitar sentir aún fuertes cosas por el moreno.- Luego de unos minutos observándole lo besó sin siquiera pensarlo más de dos segundos, fue un beso lleno de cierta pasión y frenesí, ni ella misma supo de donde sacó todas esas ganas, toda esa fuerza, pero algo en su interior le gritaba a sacarse aquello dentro de sí. Por lo que luego del acto inmediatamente sus brazos pasearon por el cuello del joven mientras su rostro se escondía en su cuello. No pudo aguantarlo, comenzó a sollozar. Definitivamente era algo que nunca en la vida volvería a ocurrir.. Estaba llorando frente a alguien, junto a alguien y era por él, sencillamente por él.- Soy una maldita, una estúpida cualquiera -Murmuró casi para sí misma, entre sollozos mientras se pegaba aún más al moreno. Se sentía una completa idiota por lo que había hecho y no tan solo por eso, por todo lo que ah sucedido desde que habían terminado. Pensar que toda la culpa era por sus miedos a su padre y, quizá si no hubiera seguido sus órdenes podía haber seguido con Cam, quizá sin el apoyo total de la familia pero aún así lo estaría.-
avatar
Blaž A. Vlaškovićh

Mensajes : 20
Galeones : 17
Fecha de inscripción : 30/03/2012

Ver perfil de usuario http://xdaniirawr.tumblr.com

Volver arriba Ir abajo

Re: A night of stars, or starry night? || {Blaž }

Mensaje por Cameron N. Hemingway el Lun Abr 02, 2012 9:30 am

Un encuentro a solas con Blaž Vlaškovićh, sin nadie que les molestase, no se había dado jamás con anterioridad. Normalmente se encontraban entre clases, en los pasillos o en el gran comedor, y muchos de esos encuentros eran forzados por Cameron, que aunque no lo admitiera , era quien muchas veces tenía la seguridad de que la castaña lo rehuía, por lo que si la oportunidad no se iba a dar de forma natural, él mismo la iba crear, cosa que había hecho en múltiples ocasiones. Era un hecho después de todo que el que la sigue la consigue. Esta vez en cambio, para gran alegría del moreno, tenía una oportunidad que probablemente no se repetiría en un futuro cercano, y ciertamente pensaba tomar ventaja de la situación, no podía dejar ir a la castaña así como así, no sin antes intentar hasta lo imposible. El rendirse no estaba dentro de sus planes. Rió quedamente ante la actitud irónica de la chica, una actitud que era tan propia de ella, y que tanto le gustaba a él cabía destacar, otras chicas ya hubieran caído entre sus redes, presas de su encanto natural, pero con la castaña era distinto, no se doblegaba ante nada ni nadie, una sonrisa y una palabra bonita no bastarían con ella, que tan distinta era de las chicas de su edad – ¿Tu lechuza? – Repitió con simulado orgullo herido – lastimas mis sentimientos, Vlaškovićh. – Musitó llevándose una mano al corazón, para luego soltar una sonora carcajada y observar como esta apartaba aquel rebelde mechón que obstruía su vista. Al observarla con más detenimiento, y a pesar de la oscuridad que se cernía a su alrededor, pudo notar el leve enrojecimiento en sus orbes esmeralda. ¿Acaso estaba llorando?, se pregunto mientras fruncía el ceño. En los largos años que tenia de amistad con la joven, jamás la había visto llorar, o bueno, no en frente de nadie, tanto así que ni siquiera él la había visto derrumbarse ante sus ojos, no más de una o dos ocasiones. Ella odiaba sentirse expuesta o débil ante el público, Cameron eso lo sabía mejor que nadie. Desvió las dudas y cada unos de los pensamientos que empezaban a formarse en su interior, tras escuchar su pregunta. Se aclaro la garganta buscando alguna excusa creíble para decirle, mientras alborotaba de forma despreocupada su cabello. ¿Tendría que decirle?, dudo por varios segundos y luego se limito a decirle lo primero que se le había pasado por la mente – intento practicar pociones –dijo, no muy convencido. ¿Practicar pociones? ¿No se le podría haber ocurrido algo mejor?. Cameron odiaba con todo su ser dicha asignatura, el castillo entero era conocedor de aquello debido a alguno que otro inconveniente en dicha aula. El castillo entero, incluyendola a ella.

Le había agradecido a Merlín, haber escuchado su petición segundos después, ya que luego de abrazarla el tema había pasado por alto, o al menos así lo pensaba Cameron. La sintió estremecer bajo sus brazos y acto seguido una sonrisa volvió a adueñarse de sus labios. – Jamás –susurro- no todas tienen el honor, de siquiera recibir algún cumplido de mi parte –añadió, con ese amor propio, que muchas veces llegaba a tachar a la egolatría, pero no mentía. El rebelde Gryffindor no solía liarse con la primera falda que se le cruzara por el camino y no era porque se creyera un dios, ni mucho menos, si no que era un tanto difícil lograr capturar su atención a un cien por ciento, añadiendo también el hecho de que este no solía ser muy abierto respecto a sus sentimientos. “El amor es superficial y egoísta, inventado por los comerciantes.” Le había dicho el moreno a su querida prima Marie, durante mucho tiempo, a lo cual la joven solo solía corregirle con “ya caerás” y vaya que la pequeña había tenido la boca salada, porque años después aquel sentimiento, en el que se negaba a caer, lo envolvió. “Toda regla tiene su excepción” le aseguraba su padre y vaya que su felina amiga había sido la suya.

Sus ojos se encontraron en aquel momento. Miel contra esmeralda. Cameron dejó que su mirada se perdiese entre la de ella, ambos sumidos en el silencio de la noche que amenazaba en cualquier momento con aclarar, dando el paso a un nuevo día. A tan sólo centímetros de distancia como se encontraban, el moreno pudo verlo y entenderlo. La mirada de la slytherin era tan intensa que expresaba todo sin necesidad de hablar, su ceño fruncido dictaba todas sus inquietudes. Observo sus labios, deseando probarlos y como si ella hubiera leído el deseo palpitante de su corazón, le beso inesperadamente con beso cargado de pasión, el cual se encargo de robarle la razón. Los extrañaba; había extrañado por montones aquel sabor dulce y el tacto de sus finos labios sobre los suyos. Ellos habían sido desde el inicio su perdición, tras luego de haberlos probado por primera vez, en una de las muchas cálidas tarde de otoño que solían compartir. Aun no lo olvidaba, no podía …y es que el recuerdo persistía en su mente y el era consciente de que sería así, al menos, por un largo tiempo. Se aferro a ese beso como si de aquello dependiera su vida, la beso con toda la pasión y dulzura, que solo ella lograba sacar de su interior y es que, era…era como si sus labios estaban predeterminados a estar juntos, encajaban a la perfección, aunque ellos en sí, estuvieran muy lejos de llegar a hacerlo. Segundos después rompieron el beso y en el acto ella rodeo su cuello, ocultándose en el. Sintió una leve humedad rozarle el cuello y segundos después los escucho..sus sollozos, llenos de amargura y dolor. Escucho el murmullo casi insonoro que provino de sus labios y se sintió fatal. Ella jamás seria una estúpida y mucho menos una maldita; a pesar de sus guerras y disputas, a pesar de que aun sentía un leve rencor por el oscuro final de su relación; a pesar de todo eso y demás ella jamás lo seria. – No lo vuelvas a decir –susurro con el corazón en un puño. No podía, el moreno no podía verla así, porque en cada lagrima que brotaba de sus orbes, el sentía como el corazón se le quebraba aun mas, de lo que ya estaba. –Eres una idiota –soltó, sonriendo amargamente. Cameron sabía todo lo que podría estar atormentando quizá, la cabeza de su querida serpiente. El la conocía mejor que nadie y es que, no por nada había llegado a recibir el titulo de su mejor amigo. Blaž pensaba que toda la culpa era por ellos, por sus padres y el miedo de enfrentarlos, habían terminado su relación por ella, porque así lo había decidido. Se aparto unos cuantos centímetros de la chica, para luego tomar sus mejillas y hacer que le mirara a los ojos. –Eres una idiota –repitió- solo por llegar a pensar semejantes cosas, acerca de ti misma –corrigió. No toda la culpa debía de recaer sobre sus hombros, los de él también debían de tener parte de ese peso. Quizás…quizás si su orgullo no lo hubiera cegado, si solo lo hubiera apaciguado.. ella estaría junto a él, porque de seguro no la hubiera dejado ir. –No toda la culpa es tuya, felina –comento, intentado regalarle una sonrisa reconfortante, mientras secaba una de las lagrimas que rodaba por su mejilla.
avatar
Cameron N. Hemingway

Mensajes : 20
Galeones : 37
Fecha de inscripción : 27/03/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A night of stars, or starry night? || {Blaž }

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.